Cita con…

Adela Cortina

Catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia

Miembro del Patronato de la Fundación Lilly

Adela Cortina les lleva la contraria a sus alumnos pesimistas que creen que la humanidad no ha avanzado desde la Edad de Piedra. “Desde el punto de vista ético creo que ha habido un enorme progreso”, asegura. Cortina es miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y está convencida de que la ética, aunque no produzca avances como los de la ciencia o la tecnología, es una herramienta fundamental para mejorar nuestras vidas.

Entrevistada por: Daniel Mediavilla

“Estoy convencida de que hay valores que preferimos y que nos unen a todos”

“Hace falta educación moral en los ciudadanos, en las instituciones”.

Daniel Mediavilla (DM): ¿La ética tiene similitud con otras ciencias como la Física o la Biomedicina en su forma de acercarnos a la realidad?

Adela Cortina (AC): La ética no es una ciencia. Se suele entender que las ciencias tienen que tener por límite la experiencia, que se debe experimentar de alguna manera. La ética es una parte de la filosofía y la filosofía no tiene como límite la experiencia sino que su tarea es la de la argumentación. La ética es un tipo de saber racional que intenta argumentar sobre la acción humana. ¿Están relacionadas ética y ciencia? Por supuesto que sí, pero son dos tipos de saber diferentes.

DM: ¿Nos puede ayudar a obtener resultados prácticos de un modo similar, por ejemplo, a la Biomedicina, que ha logrado alargarnos la vida?

AC: Yo creo que no es lo mismo, pero la ética sí que tiene resultados prácticos. Práctico quiere decir que es un tipo de saber que orienta a la acción, y hay un conjunto de saberes que intentan orientar la acción. Es el caso de la ética, del derecho o de la política. Buscan orientar la acción humana tratando sobre valores como libertad, igualdad, solidaridad.

DM: ¿Existe la posibilidad de que lleguemos a unos acuerdos sobre lo que está bien o lo que está mal a la hora de gestionar la sociedad y convivir con los demás?

AC: Justamente ese es el tema por el que yo me dediqué en esta vida a la ética. Cuando en España pasamos de la época autoritaria a la democrática algunos teníamos la preocupación de que no se pudiera encontrar un conjunto de valores éticos que todos pudiéramos compartir. Se decía que habíamos pasado de una etapa en la que todos teníamos el mismo código ético y que ya no iba a ser posible encontrar nada compartido. Y algunos de nosotros intentamos elaborar lo que se llama una ética cívica con el conjunto de valores que una sociedad puede compartir. Estoy convencida de que en el conjunto de los grupos de España, las gentes prefieren la libertad a la esclavitud, la igualdad a la desigualdad, la solidaridad a la insolidaridad, el diálogo al conflicto… eso son los valores que preferimos y que nos unen a todos.

DM: Has trabajado explicando a las empresas cómo comportarse de forma ética. ¿Cómo se hace eso en un mundo tan competitivo, en el que tratar con justicia a los empleados puede significar hacerlo a costa de la mejora de beneficios?

AC: Hay varios métodos. El primero que utilizamos en mi grupo es decirle a las compañías que una empresa ética es más rentable en el medio y en el largo plazo. El corto plazo no es el tiempo humano. En el tiempo humano, que es el del medio y el largo plazo, una empresa que intenta tener en cuenta a todos sus grupos de interés, clientes, trabajadores, medio ambiente… Si intenta tenerlos a todos en cuenta y satisfacer lo que se llama las expectativas legítimas genera aliados y no adversarios. Y es mucho más inteligente y mucho más rentable tener aliados que no adversarios justamente en un mundo tan competitivo. Además, los ciudadanos somos cada vez más maduros y vamos a reclamar más que se nos trate bien.

DM: Mirando a la historia, ¿hay razones para ser optimistas sobre nuestra evolución moral? ¿Las nuevas instituciones nos han permitido tener una vida más ética?

AC: Sí. En una sociedad autoritaria o dictatorial hay cantidad de deshonestidades, pero no se conocen. En un sistema democrático se sabe con más facilidad. Las democracias siempre son más transparentes y cuando un sistema político y de organizaciones es más transparente, es más fácil ser ético. Creo que el hecho de que en España se descubran tantas tramas corruptas quiere decir que hemos avanzado. Creo que tenemos los medios para crear una sociedad mucho más ética, pero claro, los medios no bastan. Hay que poner la voluntad y hay que poner la actuación y creo que es el momento.

DM: Ha habido casos en los que el control del potencial de la ciencia y la tecnología a través de la ética no ha funcionado. Pasó con el tema de función de la bomba atómica: se llevó a cabo y se utilizó. ¿Es posible que la ética frene a los seres humanos cuando están en una situación crítica y puedan hacer un uso nocivo de la ciencia?

AC: En situaciones críticas en las que hay personas dispuestas a hacer una atrocidad no hay nadie que las pueda frenar. Pero es que hay que tener claro que la ética no es nadie. La ética la llevamos los seres humanos, las personas, las sociedades. La hacemos nosotros.

La bomba atómica, desgraciadamente a costa de mucho sufrimiento, creó una repelencia enorme ante este tipo de actuaciones y hemos aprendido que no se debería de repetir jamás. El aprendizaje lo hacemos las personas. El aprendizaje moral, el aprendizaje de que no se puede eliminar esa gran cantidad de personas y que no hay que causar esa gran cantidad de daño. En ese sentido, creo que la ética a través de las actuaciones de las personas, porque es donde está encarnada, puede cambiar muchas cosas. Por eso hace falta educación moral en los ciudadanos, en las instituciones. Porque si vamos haciendo ese aprendizaje moral nos negaremos a que pueda existir una bomba, y ahí ya viene el medio de la negociación. En este mismo momento, hay países que están tratando de negociar que no se utilice determinado tipo de bombas. Ahí viene el terreno de las negociaciones, de la diplomacia, de los países. ¿Desde qué punto de vista? Desde un punto de vista ético.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR